[ux_banner height="539px" bg="56874" bg_pos="39% 17%"] [text_box width="52" width__sm="84" position_x="95" position_y="100" text_depth="3"]

como lucir una piel radiante

 

[/text_box] [/ux_banner]

En estos tiempos cuando la apariencia física resulta tan importante, las mujeres persiguen el ideal de belleza a través de la cosmética, sin embargo, resulta un poco confuso y complicado a la hora de elegir los productos adecuados, debido a la gran cantidad que oferta el mercado.

En este sentido, especialistas en salud corporal, destacan la importancia de que las personas entiendan lo necesario que resulta no aplicarse lo que su piel realmente no necesita; a veces se puede caer en la tentación de tener cremas que posiblemente sólo se use una vez, pero para evitar que esto te suceda, toma nota de los siguientes consejos que te ayudaran a lograr una piel radiante:

[title text="limpiala"] [row] [col span="6" span__sm="12" padding="0px 0px 0px 4px" margin="13px 0px 0px 48px" margin__sm="13px 0px 0px 4px"]

Este es el primer paso y la clave para que logres una transformación de imagen.
El limpiar tus poros con jabón o limpiadores suaves y sin perfumes, te permitirá eliminar residuos del maquillaje e impurezas del cuerpo, conservando el equilibrio fisiológico cutáneo e impidiendo que los agresores externos penetren y hagan que tu piel pierda la humedad.

[ux_image id="56875"] [/col] [col span="4" span__sm="12" padding="0px 0px 0px 0px" margin="66px 0px 0px 73px" margin__sm="30px 0px 0px -13px"] [ux_image id="47731" image_size="medium" margin="0px 0px 0px 50px"] [/col] [/row]

Evita el lavado excesivo y de larga duración, porque puede causar un efecto contrario, pues cuanto más se moja la piel, más se seca, debido al efecto de evaporación. Nunca fricciones bruscamente la piel con esponjas u otros instrumentos de limpieza, ya que alteran el manto hidrolipídico de la tez.

[title text="Hidrátala"] [row] [col span="6" span__sm="12" margin="0px 0px 0px 73px"] [ux_image id="56876" image_size="medium" width="54"] [/col] [col span="6" span__sm="12" padding="0px 0px 0px 0px" margin="60px 50px 0px -50px" margin__sm="60px 50px 0px -1px"]

Los beneficios de la hidratación son innumerables, es por ello que lo ideal es iniciar a partir de la pubertad, normalmente a los 16 años, con la finalidad de mantener en el tiempo los niveles adecuados de hidratación.

Si tienes más de 25 años, lo mejor es que utilices cremas con principios activos antienvejecimiento, como el ácido hialurónico que aporta un aspecto más luminoso, y cuyo uso continuado mejora la textura de la piel, sobre todo si hay pequeñas cicatrices, arrugas finas o manchas.

[/col] [/row]

Al cumplir 40 años, tienes que usar cremas más fuertes, como los derivados de la vitamina A (ácido retinoico, retinol, retinaldehído) o las vitaminas C y E que ayudan a regenerar la piel.

En la actualidad existen una gran variedad de cremas hidratantes que te aportaran lo necesario para tu piel, sólo debes tomar en cuenta el lugar donde vives; por ejemplo, si resides en una ciudad seca, con mucha polución debes usar cremas hidratantes todos los días como las Body Milk.

[row] [col span="6" span__sm="12" margin="55px 0px 0px 0px" margin__sm="30px 0px 0px 0px"]

Si vives en un lugar donde el ambiente es fresco y agradable usa un hidratante con la tecnología del ácido hialurónico, que libera hidratación de forma continua durante todo el día, cuando la piel lo necesite.

Pero si habitas en los alrededores del mar, es recomendable aplicarte una crema hidratante súper ligera, porque el ambiente húmedo hace que no se deshidrate tanto la piel, al igual que las mujeres con piel más grasa.

[/col] [col span="6" span__sm="12" margin="0px 0px 0px 55px" margin__sm="0px 0px 0px 63px"] [ux_image id="56878" image_size="medium" width="53"] [/col] [/row]

Recuerda que es recomendable no usar la misma crema hidratante del cuerpo en el rostro, debido a que ésta última contiene compuestos químicos que sólo previenen problemas específicos en dicha zona.

[title text="protégela"]

El sol es el mayor responsable de pérdida de agua y resequedad de la piel, produciendo una degeneración del colágeno y la elastina. 

[row] [col span="4" span__sm="12" margin="-11px 0px 0px 0px"] [ux_image id="56880"] [/col] [col span="4" span__sm="12" margin__sm="0px 0px 0px 14px"] [ux_image id="56882" width="93"] [/col] [col span="4" span__sm="12" margin="-7px 0px 0px 0px" margin__sm="-7px 0px 0px 46px"] [ux_image id="56881" width="67"] [/col] [/row]

Para prevenir este daño y garantizar mayor protección frente a los rayos UV, expertos recomiendan la aplicación diaria de un protector solar con un SPF de 30+, incluso en los días nublados y en temporada de invierno; el mismo debe ser aplicado quince minutos antes de la exposición al sol en todo el cuerpo, especialmente en las zonas desprotegidas como las orejas, parte posterior del cuello, pies, entre otras, y vuelve a aplicar cada dos horas como mínimo.

para finalizar

debes complementar tu rutina diaria cuidando tu piel desde el interior de tu cuerpo; tomando al menos dos litros de agua al día, evitando el consumo de alcohol y tabaco, durmiendo al menos 8 horas diarias, pero lo más importante y esencial es que mantengas una dieta equilibrada y variada en proteínas, vitaminas y ácidos grasos; cumpliendo a cabalidad todas estas recomendaciones podrás tener una piel radiante y libre de imperfecciones.

[ux_product_flip cat="1308" orderby="rand"]